Out Of The Blue / 2007

Solo llevó tres meses hacer un doble álbum en 1977, ahora lleva años.

Out Of The Blue fue probablemente el trabajo más duro que he hecho nunca pero también el más satisfactorio. Fue un tiempo de música total para mi y una vez que me puse a componer canciones simplemente seguían viniendo. Bueno, música total y la mayoría de locales de cerveza de Munich (sólo como medio de distracción). Y mucho fútbol, para despejar la cabeza.

Más adelante, en las sesiones, empecé nuevas canciones en el piano y al mismo tiempo grabando voces de fondo para pistas anteriores. Fue lo más prolífico que yo había sido como escritor de canciones.

Uno de los mayores inconvenientes a solucionar era el hecho de que nosotros habíamos reservado en un gran estudio pijo donde para todo lo referido a instrumentos de cuerda. En cuanto empezamos a tocar supe que teníamos que salir de ahí. Sonaba flojo, débil y lo odiaba. La habitación era demasiado grande y el tiempo de reverberación debía de ser de unos 20 segundos¡. Yo quería un sonido duro y seco y tenía una idea pero pensaba que los 40 músicos no irían pero, increíblemente lo hicieron.

Dije: ¿por qué no nos volvemos todos a Musicland (el estudio relativamente pequeño de mack) que a mí me encantaba, pero donde nunca había intentado grabar con una gran orquestra. Lo que sucede es que siempre puedes añadir el efecto de reverberación después de grabar, pero no puedes quitarla una vez ha sido grabada en una gran sala con eco (bueno, en 1977 no puedes hacerlo, puede que con una puerta pero incluso entonces no puedes quitarla completamente). Así que estaba muy excitado cuando esta gran orquestra empezó a llegar a Musicland con su silla y su instrumento cada uno. Tuvimos dos sesiones de tres horas ese día y otra sesión de tres horas al día siguiente, y los metimos ahí dentro a todos y conseguimos un sonido seco y muy claro.

La actitud de la orquestra no podría haber sido más refrescante. Terminaban y venían corriendo a la sala de control para escuchar. En realidad dijeron lo mucho que habían disfrutado tocando las canciones de Out Of The Blue. El coro estaba lleno de grandes personajes.

Nos lo pasamos en grande con el Moog y el Whale, era la era analógica y nos encantaba. Cuando canté por primera vez “Lattitude 88 north” Richard pensaba que sonaba como un documental de viajes. Tenía razón, todo eran fortísimos vientos y restos congelados. 20 años después lo saque del baúl y se me ocurrió la respuesta…: todo lo que tenía que hacer era cantar “it´s like” delante de “latitude 88 north” y todo cobraría sentido.

Jeff Lynne, 2007

_____
Traducción por gentileza de IVÁN FERNÁNDEZ ©

A %d blogueros les gusta esto: