ELOgiando a Jeff Lynne – parte II

Prosigo mi periplo, navegando en esta web, de nuevo interesado en poner mi mirada escrutadora en Mr. Blue Sky; El personaje que encontramos siempre oculto tras unas gafas oscuras, adquiridas en un establecimiento de “Sunset boulevard” L.A. y que tan sólo se ha quitado en un par de ocasiones en su vida… para observar eclipses…!! ja ja ja…
Sin duda, otro de los pilares que sustentan mi apego y admiración por Lynne y su música, lo marcan sus “cruces y escarceos musicales” por encargo, en los años que, estando Jeff en segunda fila, impregnó con sus notas y acordes a todos aquellos músicos que se acercaron a él o requisieron de su colaboración.
Sí, ya lo sé, se me ve el… plumELO… pero si estás leyendo esto y en esta web, este hecho no debería extrañarte!!… ¿no crees ?… ja ja ja.
Y es que a falta de trabajos en los que saliera en sus portadas, Jeff figuraba muy discretamente en los títulos de las contraportadas de sus colegas y/o amigos.
La decisión de aparecer en mayúsculas o NO… fue suya!!, pero esa etapa nos ayudó a conocer y redescubrir a grandes estrellas y celebridades, algunas extintas del mundo del Rock, interpretando temas donde quedaba patente el sello particular que Lynne imprimía a las canciones de sus colegas y prestigiosos amigos de la élite musical.
No debo citar nombres porque son muchos y a ninguno me gustaría olvidar. Además, los conocéis de sobra.
Esta faceta del Jeff poliédrico y polifacético es un estigma de calidad que, yo creo, hacen de él un artista muy especial. Versátil como él sólo. Valoro mucho esa inquietud inestática en lo artístico!!
Es lógico que en ese “feedback nutritivo” de trabajo en común, uno aportaba y asimismo era aportado. Una especie de “mestizaje musical” con enjundia. Fueron momentos de catarsis inspirativa y de mutuas influencias permeables entre iguales.
En esa etapa, el genio de perilla permanente se embarcó en su particular pero acompañado… “Traveling”; Permaneciendo en tránsito experimental; Pareciendo buscar la madurez introspectiva del artista, en aceptada compañía. El Lynne inquieto, persiguiendo a sus musas, buceando a su esencia y en constante evolución laboral y creativa.

 

 

El Otis Wilbury de viaje hacia sí mismo… pero… mejor acompañado que nunca. La vuelta a su pequeña habitación en el nº 368 de Shard End Cresent de Birmingham, siendo niño (when I was a boy), soñando de qué manera darle forma a sus ideas sonoras. Comenzando a encender su eléctrica bombilla…

Jeff ha hecho en la música lo que le ha dictado su Royal gana. Ha servido a intereses de artistas de índole dispar y se ha movido en un espectro musical que él parece tener muy definido y delimitado.
Sus seguidores, mientras tanto, teníamos que atravesar períodos de inclementes sequías musicales y un desierto de incomprensible olvido, que… ya le hemos perdonado y olvidado!!
Fueron años de tenernos que conformar con un riquísimo sucedaneo de “helado tutti frutti”, de sabores tan distintos… sabor Petty, sabor Harrison, etc; De impronta de arreglos, compases, falsetes y guitarreos acústicos tan suyos, pero que nos demostraron la versatilidad del genio en la perenne autoafirmación de su identidad, mostrando el DNI de sus sonidos y composiciones en todo aquello que tocaba su batuta.

 

JEFF LYNNE junto a sus padres NANCY y PHILIP LYNNE

Sí… padezco de Jeffilia, como tantos de vosotros. Esta enfermedad crónica que sólo se mitiga escuchando Jeff & ELO´songs y si son inéditas …mejor! …ja ja ja.
Afortunadamente, hoy Jeff Lynne, nuestro “frontman”, no ha perdido su “latitud 88 North” y consciente de que está en deuda con nosotros, resurge complaciente con el aplomo de haberse demostrado que tiene, frente al escenario, a un paciente pero exigente público que le aclama y que desea disfrutar de su perfeccionismo y talento.
Los eternos admiradores de su obra musical podemos ahora cumplir el sueño que en el pasado nos negó y al fin, podemos ponernos la camiseta con nuestro logo favorito, ese que nunca pudimos exhibir; Esa misma camiseta que utilizamos muchos años para dormir y este verano nos pondremos orgullosos… para… SOÑAR!!

Como diría el gran Tony Curtis: …Ladies & gentlemen …Jeff Lynne´s ELO is coming… again!!!

Por PACO CARRASQUILLA

Paco Carrasquilla

Paco Carrasquilla

Admiro con pasion la musica de Jeff y tuve y tengo la ilusion de verle y volver a hacerlo.

También te podría gustar...

PUEDES DEJAR UN COMENTARIO. Significará mucho para nosotros y quienes nos visiten.

3 Respuestas

  1. Julián dice:

    Por cierto, que soy una de las muchas personas que tengo que agradecer a Paco que hace muchos años, cuando podíamos haber sido subyugados por las omnipresentes radiofórmulas, nos diese a conocer la música de la ELO y de Jeff Lynne.

    • Paco Carrasquilla dice:

      En todos aquellos campamentos scouts en los 80’…Jeff & ELO competían, todo el día, con los sonidos del bosque…Qué recuerdos !!

  2. Julián dice:

    Muy buen artículo, Paco. Un buen tributo a alguien que admiramos, porque se lo merece, y, aunque seamos fan suyos, escrito sin una mirada fanática. Está muy bien argumentado y sazonado con gratitud porque, como muy bien dices tú, no hay ningún trabajo del bueno de Jeff, como compositor o productor, que no nos haya gustado, mucho o poco, pero al final siempre tienes algo que saborear en todo lo que hace. Por cierto, que con los años también le estoy encontrando alma de crooner.
    Gracias, Paco.
    Y, por supuesto, gracias, Jeff.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Loading Facebook Comments ...

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies