Valencia + UN MONTÓN / La crónica de “ELO ESPAÑA”

La tarde empezó bien. La hora prevista para que Pedro me recogiera estaba entre las 3,30 y las 6 de la tarde y gracias a Dios tan solo faltaban 10 minutos para las 6 cuando me recogieron.
Con Pedro venia Mauri y nuestro amigo Tono y cuando gentilmente me ofrecieron el volante del coche al unánime grito de “ta tocao” nos pusimos en marcha hacia la ciudad de Benidorm.
El trayecto fue breve. Apenas una hora y media amenizado entre otros por la música de Beatles, Elo, Fernando Blanco o los Korgis. No recuerdo haber escuchado ningún tema entero pero eso ya es habitual en nuestras reuniones. Nuestro amigo Pepe Requena nos llamó para comunicarnos que ya se encontraba en el destino y que nos esperaba junto a su colega Toni.

Al llegar a Benidorm el panorama no podía se mas desalentador. Unos negros nubarrones cubrían toda la costa levantina presagiando un terrible desastre. Desde el asiento trasero oíamos a Mauri rezar para que no cancelaran el concierto por la lluvia. Tras varias vueltas al barrio donde esta ubicado el auditorio Julio Iglesias conseguimos aparcar casi en la puerta. Hay que decir que hubo varias intentonas e incluso llegamos a arrastrar un mercedes para hacernos un sitio mayor abandonándolo después. Tras ubicar el auditorio el siguiente paso era bebernos unas cervezas antes de reunirnos con Pepe y Toni.

Nos llamamos y quedamos en la puerta del auditorio pero, sorpresa. La puerta estaba abierta y Orchestra empezaba la prueba de sonido. Aquello era más de lo que podíamos esperar. Tuvimos la suerte de ser de los pocos privilegiados que los vimos ajustar sonidos entre abrazos, apretujones y algún tocamiento indecente entre nosotros. Al momento cayó por allí también el amigo Daniel que junto a su novia paso a ser una parte importante de nuestro séquito.

El sonido del ensayo fue una pasada. Recuerdo a Phil Bates fijándose en mi camiseta de los Beatles y esbozando el inicio de la canción “Band on the run” de Paul McCartney. Ya me cayó bien el tipo desde entonces. El cielo seguía amenazando lluvia y el tremendo viento hacia volar las sillas del pabellón pero ni nuestros héroes abandonaron el escenario ni nosotros los dejamos solos. Con todos los músicos despeinados, menos Kelly y Gordon, el soundcheck llegó a su fin y nosotros los esperamos junto a la salida con intención de saludarlos. Me sorprendió que no se acordaran de nosotros pero estuvieron muy amables y otra vez Phil, Eric y Gordon me dijeron que les gustaba mí camiseta.

Allí les hicimos entrega por parte de Pepe de unos sobres individuales con algunas peticiones que ya se desvelarán en su momento y nuestros amigos Pedro y Mauri obsequiaron a Kelly con una copia de su ep de Old future Crash. Kelly prometió escucharlo con mucha atención.

Después de la partida de la banda nos dirigimos a cenar algo en las inmediaciones del recinto y en el momento del avituallamiento tuvimos contacto visual con infinidad de fans que se acercaban a saludarnos. Algunos incluso cenaron con nosotros. Es el caso del amigo Nicasio y señora Mª Ángeles y algunos otros de los que no recuerdo el nombre. Pido perdón a los afectados.

Antes de entrar de nuevo al auditorio nos hicimos la famosa foto que podéis ver en el foro copiando el, ya célebre dibujo de Mauri con caracteres Simpsonianos.
Comenzó el Show a la hora prevista casi a un mismo tiempo que nuestra vista al bar del recinto.
Tengo que decirlo. Lo siento. La presentadora del evento estaba de escándalo. Al final de la noche hasta nos hicimos una foto con ella.

La fuerza de la Banda en esta ocasión nos dejó atónitos a la mayoría de nosotros. El poderío de Phil a la guitarra le dió un empuje al sonido del grupo totalmente diferente a cuando estaba Parthenon en su lugar. Mucho mas vivo el sonido y las voces más encajadas durante toda la actuación. Hasta Gordon estuvo bastante bien en su ejecución. No podría asegurarlo pero alguien cree que vio a Louis Clark moverse en un par de ocasiones. Phil cantó bastante y muy bien y el violín de “Apollardao” Kaminski sonó de lujo.

Tuvimos momentos mágicos en la actuación. Escuchar “Standing in The Rain” mientras caía una fina lluvia, “Wild West Hero” con unas voces estupendamente empastadas o el momento en que Pedro volcó su cubata y se bebió el mío serán momentos difíciles de olvidar para mi de aquella noche.
Los detalles más técnicos de las canciones y repertorio los dejo para los especialistas ya que donde lo mejor lo pasamos fue con los músicos tras el concierto. Tras una breve discusión con el portero de turno conseguimos acercarnos a la banda para hacernos las fotos de rigor y obtener los obligados autógrafos. Estuvieron geniales. Se fotografiaron sin renegar con todo el que se acercó. Firmaron hasta la hipoteca que les pusimos delante y no faltó una sonrisa en ninguno de ellos.

Tras despedirnos e intercambiar nuestras paginas Web a modo de contacto (Kelly nos prometió decir algo del sonido de Old Future Crash cuando lo oyera al llegar a casa) nos fuimos a tomar algo fresco. Yo recordé que había un pub en la zona de los ingleses donde podíamos escuchar a un grupo interpretar temas Beatles y allí nos dirigimos en dos coches Pedro, Mauri, Tono, Pepe, Toni, Daniel y señora y un servidor que hacía de guía. Bien, acabamos en un descampado infame tras recorrernos todos los caminos más oscuros y tenebrosos que circunvalan la ciudad de Benidorm. Menos mal que Daniel tenía alguna noción de la zona de locales por estar cerca de su hotel y consiguió sacarnos del atolladero. Al llegar allí ni había grupo ni nos dejaron entrar debido a la hora y acabamos en un garito bastante lúgubre donde tomamos la penúltima y tuvimos ocasión de escuchar, en primicia, el último tema de Old Future Crash por los altavoces del local mientras un tipo se esmeraba en dar puñetazos a una maquina de fuerza y el pinchadiscos hacia bromas con nosotros llamándonos Blancanieves y los siete enanitos.

Ya el cuerpo no estaba para muchos trotes así que decidimos despedirnos entre abrazos, lágrimas y borrachas inglesas y a mi se me encomendó la realización de esta crónica que es mas de viaje que de concierto pero con la que espero os decidáis a compartir experiencias musicales con nosotros en un futuro viejo porrascazo (Broma con el nombre de Old Future Crash).


Saludos a todos los que estuvistéis y espero que la próxima vez estéis los que faltásteis.
Las risas están aseguradas.

Kike Benavent