ENTREVISTA ASCAP A JEFF LYNNE

Presentación especial de ASCAP’s GOLDEN NOTE AWARD y “I Create Music” entrevista con JEFF LYNNE.
24 de Abril de 2009, Los Angeles, CA.

Entrevistador: Erik Philbrook

PRESENTACIÓN JEFF

Es un gran honor presentar a este caballero, a nuestro especial invitado de honor de esta tarde. Probablemente no haya mejor forma de presentarlo que como escritor, productor y líder de la Electric Light Orchestra, Jeff Lynne… con una extraordinaria trayectoria, combinó la energía del rock & roll con grandes héroes de música clásica. Elevó la música pop a los niveles más altos de sofisticación, expandiéndose a audiencias que cruzaron muchas fronteras, canciones como Strange Magic, Livin’ Thing, Evil Woman, Turn To Stone, Sweet Talkin’ Woman, Telephone Line, Mr. Blue Sky, Hold On Tight y muchas, muchas más, cambiaron para siempre lo que sucedía en el estudio, en los “charts” (listas de éxitos), y en los escenarios alrededor del mundo.

La música de ELO se convirtió en un “soundtrack” para una generación y continúa sonando en la radio y frecuentemente en películas y anuncios de televisión… ELO ha brillado en las vidas de millones de fans durante cuatro décadas.

Lynne escribió y produjo veinte éxitos “top 40” en los Estados Unidos con la ELO y 20 “top hits”. Hoy, el grupo ha vendido tanto como 50 millones de discos en todo el mundo. Pero la ELO no es ni la mitad de la extraordinaria historia de Lynne. Como productor y co-escritor, ha colaborado con algunos de los grandes artistas musicales de todos los tiempos y también con sus propios héroes y amigos queridos, tal es el caso de George Harrison, Paul McCartney, Ringo Starr, The Beatles, Roy Orbison, Tom Petty (Oh, por Dios, qué lista!), y por supuesto, fue parte del grupo bien conocido como The Traveling Wilburys, compuesto por Lynne, George Harrison, Roy Orbison, Tom Petty y Bob Dylan.

Es un músico visionario que va más allá de los procedimientos, todo un estudioso de las raíces del rock, invirtiendo toda una vida en canciones que han superado la prueba del tiempo.

Es una leyenda musical… una leyenda musical y una inspiración para todos y hoy es quien recibe el Golden Note Award… es él y el único…Jeff Lynne, Jeff sube por favor.

JEFF LYNNE: Muchas gracias, solo quisiera decir que todo esto es un gran honor. Está muy bien hecho (refiriéndose al diseño del premio), el costo valió la pena, así que gracias… de hecho, muchas gracias ASCAP, tiene mucho valor para mí. Gracias.

ENTREVISTA ASCAP A JEFF
Eric Philbrook (presidente de la Revista ASCAP): Comenzaste en Birmingham, Inglaterra, durante un período importante para el rock & roll, ¿puedes describir el ambiente en el que vivías y las fuerzas musicales que habían en tu vida en ese entonces?
Jeff: Eso fue sobre 1963. Birmingham, Inglaterra era un buen lugar para la música, había bandas por doquier, era un ambiente maravilloso, vi surgir a muchas bandas y era inspirador. Mi banda favorita en ese momento era Mike Sheridan & The Nightriders, era mi grupo favorito, eran excelentes e iba a verlos a un lugar llamado Shard End, Community Center, era un lugar pequeño donde tocaban, muy querido por mí y me encantaba. Eventualmente, una noche vi en el diario que decía (esto fue como tres años después): “se necesita guitarrista principal para Nightriders”  y dije: …ese soy yo! Fui a una audición y no tuve respuesta hasta una semana después, estaba tan preocupado por obtener el trabajo, tenía como 18 años. Al final me dieron el trabajo, les gusté y me uní a mi grupo favorito, no había hecho música profesional, así que ese fue un gran comienzo para mí. Con el tiempo cambiamos a Idle Race y se volvió bastante popular en Inglaterra (probablemente ninguno de ustedes lo escuchó). Hicimos 2 álbumes y el talento que había allí fue muy importante para mí, aprendí muchas cosas.
Eric: Antes de unirte a estas bandas, los sorprendiste con tu forma de tocar la guitarra. ¿Cómo aprendiste a tocarla?
Jeff: Bueno, estaba en casa de un amigo una tarde y la descubrí. No podía creerlo, era una guitarra plástica de Elvis Presley y la vi…”wow” nunca había visto una antes, no en la casa de alguien, los grupos las tenían, pero nunca había visto a alguien que tuviera una, aunque fuera una de plástico, así que dije: ¿puedo tomarla prestada? Así que aprendí las canciones en una guitarra de una cuerda, tenía solamente una cuerda, una sola cuerda que podía gastar, pero bueno… era un préstamo, tenía que impresionar y para poder tocar lo único que necesitas es una cuerda y ahí había una cuerda, así que eso hice y esta fue la primera canción que aprendí y era algo tonta, pero ni modo (interpreta Third Man Theme). Y esa fue mi primera experiencia y así fue como estudié y luego mi padre me compró un día (fue una gran sorpresa, que de hecho me impresionó…) una gran y vieja guitarra española de seis cuerdas y pensaba ¿qué hizo con mi vieja guitarra? Y bueno, conseguí un libro de acordes e hice lo que se hace. Pasaron como dos semanas y parecía que no servía nada de lo que tocaba, hasta que finalmente pude tocar un acorde y dije “¡Oh, qué bien! soy bueno, después de todo”, era aterrador, pero lo superé.
Eric: Jeff, ¿cuándo decidiste dedicarte a la música como una posible carrera en tu vida?
Jeff: Ah, desde que conocí el tema “Third Man Theme”. Hasta que me di cuenta de que iba a ser bueno en esto (risas). No, no lo sabía. Probablemente cuando me uní a The Nightriders y comenzamos a tocar en varios lugares, estuve durante 4 años con ellos, desde 1966 hasta 1970 y eventualmente nos topábamos con verdaderos reyes universales de la música que eran realmente buenos, como Pink Floyd y todos ellos, eran muy buenas bandas. Tocamos también con bandas prestigiosas y eso ya era bastante para mí y eventualmente me uní a… (silencio) no quería dejar la banda, me agradaban mucho los muchachos y era un grupo muy bonito, no había nada malo ni desagradable, era una situación muy agradable, pero bueno… cuatro años más tarde me uní a The Move y con ellos hicimos sencillos exitosos que luego fueron parte del primer disco de ELO.
Eric: Y ¿en qué punto te enamoraste del proceso de grabación, porque eso es obviamente un gran aspecto con el cual te involucraste, empezaste a experimentar y practicar con tus propias ideas, pasaste por una primera etapa para luego poder crear en el estudio?
Jeff: ¿Qué hice? Pues estaba desesperado por hacer grabaciones en mi casa… en la casa de mis padres. Arreglé una habitación al frente que era pequeña y nadie más entraba, porque era pequeña y siempre bromeaba con eso. Conseguí una grabadora de cintas en donde se podía avanzar de una pista a otra, de izquierda a derecha, agregar una guitarra o piano, ir a la izquierda y agregar otra guitarra o piano… así que hice grabaciones allí, en esa habitación en mi casa, luego conseguí unos tambores, unos bolillos para tambor, un taburete para piano, parecía loco tratando de grabar de esa forma. Empecé a hacer grabaciones, aunque fueran demos y básicamente aprendí lo que sé ahora gracias a esa pequeña grabadora que aún conservo y todavía funciona, lo cual es sorprendente.
Eric: ¿Cuál fue el concepto de E.L.O., cómo surgió el nombre?
Jeff: El concepto fue (cuando me uní a Idle Race), usar cuerdas y una orquesta en una canción para el álbum de Idle Race, creo que la canción se llamaba Going Home. Había una orquesta, aproximadamente con una sección de 16 cuerdas y estaba tan sorprendido por todo eso que hice esa canción para escucharla y luego poder estudiarla. De hecho, no puedo leer la música, es difícil, no la entiendo, aún no la entiendo, solo había que hacer lo que decía allí, pero no tenía idea de lo que decía, es realmente difícil.
Eric: ¿Qué piensas del impacto que tenían en América y no en Inglaterra?
Jeff: Bueno, nos iba bien porque estábamos concentrados, fuimos a América, hicimos algunos tours, eso fue como en 1973 y después comenzamos a ir de gira apoyando a grupos famosos en ese tiempo y de repente comenzamos a subir en las listas musicales y se sentía asombroso estar en esas listas y escuchar buenas noticias, lo cual era algo que todavía no lográbamos en Inglaterra.

Eric: Así que como escritor, compositor y productor de ELO, tenías mucho trabajo. ¿Era todo eso necesario o debías tomar todos esos roles para que el resultado quedara bien?
Jeff: Bueno, eso sería difícil de explicar. Algo justo en la música es estar en todo, yo escribí las canciones, estaba involucrado en los arreglos musicales y en las partes de piano, pero en ese entonces, en el grupo solo contábamos con dos cellos y un violín para las partes de cuerdas, era realmente asombroso hacerlos sonar como algo grande, pero no lo logramos hasta en el cuarto álbum llamado “ELDORADO”, donde incluimos una orquesta de aproximadamente una sección de 40 cuerdas, eran muy talentosos y yo ya había escrito todas las canciones y quería que tuvieran un espacio continuo, que fuera como una escena, era un álbum conceptual. Me hubiera encantado que los hiciera dormir, tal vez lo hizo… (risas). En ese tiempo, justo antes de que hiciera ese álbum, había estado conversando con mi padre y dijo: “¡son buenos temas!, grábalos. ¿Cómo se llaman?” y dije: “…gracias papá”. Escribí las canciones que más me gustan para “ELDORADO” y no me avergüenza, son solo canciones. Las toqué para mi padre y dijo: “¡oh!, ¿hiciste todo esto para mí?” y le dije “sí” y me contestó: “¡gracias hijo, son maravillosas!”
Eric: Quiero preguntarte sobre la nave espacial de ELO porque realmente es una imagen ícono en la historia del rock, ¿cuál fue el concepto de la nave espacial?, cuéntanos acerca de la nave física que llevaban a las giras.
Jeff: Bueno, la nave espacial física era realmente la que nos llevaba a nosotros dentro a las giras (risas). ¿Qué era o cómo se miraba? Como una gran nave con nosotros dentro. Increíble. Algunas veces era oscura, pero los efectos de sonido eran buenos. Era una cosa maravillosa. Salía al escenario y me gustaba cómo se escuchaban los sonidos de la nave. Los rayos láser eran geniales, era algo muy bonito. Era tan grande que tardábamos hasta 10 semanas en desmontarla y teníamos que ir al siguiente concierto y montarla de nuevo, pero era algo extraño y novedoso tener esa nave espacial allá por 1978.
Eric: Y la idea de la nave espacial ¿surgió de alguna canción o algo por el estilo?
Jeff: Fue el logo el que gradualmente voló. En el álbum “A NEW WORLD RECORD” se puede ver el logo sobre la línea del horizonte y parecía una nave espacial, entonces, cuando hicieron la portada del álbum “OUT OF THE BLUE” transformaron el logo en una nave espacial. No era una nave espacial en el primer álbum, pero quedó bien, funcionó.
Eric: Muchos de tus éxitos con ELO como Livin’ Thing, Mr. Blue Sky, Telephone Line, Turn To Stone requirieron un gran trabajo y producción en el estudio, pero también son trabajos geniales de un escritor… cuándo escribías canciones para ELO, podías escribir solamente como un escritor, ¿escuchabas esas voces en tu cabeza o te enfocabas en la canción?

Jeff: Oh, esas voces… Solía escucharme mucho a mí mismo porque era el productor, escritor, cantante, arreglista y tocaba la guitarra también, tenía muchas cosas en qué pensar, pero no quería que fuera de otra manera, quería tener el control de mi trabajo, porque la primera vez que hice música y tuve un contrato de grabación, los de la discográfica me dijeron que necesitaban un productor y dije “No, yo soy el productor”… y no tenía idea de cómo hacerlo, excepto por mi experiencia en mi pequeña grabadora. Llevé unas demos y dijeron que eran fantásticas y yo les dije: “¿en serio?”. Me dijeron “ven y cena con nosotros”. Luego no podía creer que fuera a ganar dinero, estaba ganando casi lo que ganaba mi padre y tenía tan solo 19 años y mi madre me preguntaba de dónde lo había sacado y yo le decía que estaba haciendo música y me decía: “dime la verdad, ¿de dónde lo sacaste?” (risas)
Eric: ¿Tuviste influencias de compositores clásicos en el sonido orquestal de tu música?
Jeff: Creo que en ese punto, sí, de Tchaikovski (…tenías fiebre de Tchaikovski), era grandioso, me gustaba mucho. Basé la introducción de “ELDORADO” en su cuarta sinfonía.
Eric: Al final de los años 70’s la música disco se hizo muy popular. Integraste el sonido “disco” y sonidos más rítmicos en tu álbum “DISCOVERY”, ¿cómo fue que esa música te interesó?
Jeff: Lo que tenía esa música es que era simple y tenía fuerza, te divertías y no tenías que preocuparte por la batería, te divertías con el “bang, bang, bang”. Tenía muchas cosas, pero aún así era simple y el álbum en realidad se llamó “DISCO-VERY…DISCOVERY”.
Eric: Tu catálogo de canciones de ELO es una obra increíble… ¿hay canciones que son tus favoritas, en las que te lograste expresar a través de sus letras o en el estudio en ese tiempo?
Jeff: Sí, tengo algunas favoritas, en general no surgían tan pronto en el estudio. Una de mis favoritas es Mr. Blue Sky, creo que es una muy buena canción con la que puedes llegar a sentirte bien. También me gusta Can’t Get It Out Of My Head, de “ELDORADO”, y con ella sucedió algo gracioso porque tenía muchas cuerdas y era la primera vez que usaba una gran orquesta, tenía muchas armonías… me gustaba hacer armonías, siempre basado en esa pequeña grabadora.
Eric: Tu música continúa siendo utilizada para películas y anuncios de televisión, eso permite que tu música sea escuchada por audiencias más amplias, pero como sabes, eso implica oportunidades y también riesgos, ¿qué lecciones has aprendido o cuál es la guía o el principio que sigues para permitir que tu música se utilice de esa manera?
Jeff: Básicamente es cuánto me van a pagar (risas) no… no es cierto. No me gusta que se use en anuncios en los que personalmente no creo o con los que no estoy de acuerdo. En el caso de películas, me gusta tener la primicia, me las muestran y veo si son agradables.
Eric: En los 80’s comenzaste a enfocarte en producir para otros artistas, muchos de ellos pueden describirse como grandes rockeros como Dave Edmunds, Duane Eddy y los Every Brothers… ¿fue una decisión consciente pasar de la grandiosidad de ELO a producir música que no tenía tantas secciones?
Jeff: En realidad, así fue, ahora ya no me gustan las grandes secciones de orquesta, es como: “¡oh, no más de eso otra vez!”. En ese punto, empecé a simplificar varias de mis canciones en ELO, enfocándome en usar una guitarra, piano, etc… y era tiempo de ir con otras personas.
Eric: ¿Y qué era lo que perseguías en esos días, luego de haber hecho tanto y tan bien?… ¿qué era lo que realmente buscabas?
Jeff: Quería tomar un descanso. Pero de repente, un día cené con Dave Edmunds, bebimos y luego nos separamos, tomó un taxi y cuando se marchaba dijo: “Ah, por cierto, olvidé mencionar que George Harrison me pidió que te preguntara si querías trabajar con él en su nuevo álbum” y yo le dije “¿cómo? a qué te refieres?…” Luego de eso, un día fui a la casa de George y fue una experiencia aterradora porque era la primera vez que iba su casa y pensé que no iba a poder hacerlo, pero al final entré y allí estaba George y dijo: “Hola Jeff, encantado de conocerte” y yo dije “Encantado de conocerte a ti”, fue increíble, es complicado de explicar, tenía buen sentido del humor y desde ese día fuimos amigos, por casi 15 años.
Eric: Así que cuando comenzaste a colaborar con él, te adaptarte a trabajar con uno de tus héroes.
Jeff: De hecho fue muy difícil al principio, yo era tímido con George y él me decía que no lo fuera, era tan encantador y amable y fue poco a poco… tomó un par de meses hasta que me acostumbrara, pasamos momentos maravillosos, hicimos varias grabaciones.
Eric: ¿Teníais George y tú maneras similares de escribir canciones o ambos tenían puntos de vista diferentes en cuanto a la forma de trabajar?
Jeff: Realmente trabajamos de forma muy similar. Probábamos acordes, muchos diferentes y George vino con uno que solía llamar el “acorde travieso” y con el tiempo, ambos comenzamos a crear “acordes traviesos” y eran muy buenos, él sabía cómo hacer que un acorde “pegara”, era una bonita forma de hacer música.
Eric: Tú y George tuvieron el gran gusto de trabajar en uno de los grandes grupos del rock, los Traveling Wilburys, y ahora parece imposible que esto haya sucedido, pero ¿cómo fue que todos esos grandes artistas se reunieron?
Jeff: No parece imposible, pero de cualquier forma, si sucedió fue gracias a George, porque nos hicimos grandes amigos y estábamos trabajando en su álbum Cloud Nine, terminamos de trabajar en él y aún había buenas canciones. Hablábamos de eso cada noche, George decía que ojalá tuviéramos una banda y yo le decía que sí, que sería fantástico y dijo que invitáramos a Bob Dylan y a Roy Orbison y yo me preguntaba: “¿de qué está hablando?”. Luego, tenía que conocer a Tom, así que lo conocí después de una gira de Bob, en donde también estaba Tom & The Heartbreakers. Tom es muy amigable…
Eric: Pero ¿cómo se reunieron con Roy?
Jeff: George quería a Bob, yo a Roy y ambos a Tom, me agrada mucho Tom, ya había trabajado con él en un par de canciones para Full Moon Fever y habíamos hechos juntos unas dos ó tres canciones, así que los dos queríamos que estuviera Tom. George hizo las llamadas telefónicas. Bueno, también queríamos a Roy, así que fuimos a un concierto suyo, vimos todo el show y estuvo fantástico, no podíamos creerlo y al final del concierto decíamos “aaaaaaahhhhhh! Es maravillo” y así era. Fuimos detrás del escenario y George dijo: “hey Roy, únete a mi banda” y él dijo: “seguro, estaré ahí, ¿cómo se llama?” “Se llama Traveling Wilburys” y dijo: “oh, The Traveling Wilburys”, nadie sabía por qué se llamaba The Traveling Wilburys, con George habíamos estado pensando en un nombre desde aproximadamente seis meses antes de trabajar en su álbum, y en lo que sería la agrupación y pasó por muchos cambios hasta que terminó en The Traveling Wilburys, pero imagínate por todo lo que pasamos para conseguirlo.
Eric: Hay un verdadero espíritu de camaradería en el trabajo de los Traveling, ¿puedes explicar cómo grababan en el grupo y cómo eso afectó la forma en la que grabas ahora?
Jeff: Sí, fue una forma muy interesante de grabar porque usábamos instrumentos de casa y grabábamos en diferentes habitaciones de las casas y eso era algo poco usual en ese tiempo, pero había un lugar común, todos tenían estudios en sus casas, pero había una que era un estudio, era como mi casa, que es un estudio y eso me gustaba por la forma como eran los Wilburys. Era una casa bonita que tenía muchas habitaciones diferentes y podías hacer muchos sonidos y todos eran diferentes según la habitación en la que estabas. Se podían hacer maravillosos efectos de sonido con las cosas debido a la acústica de la habitación. Surgían sonidos muy bonitos solo utilizando micrófonos en las habitaciones, sin agregarle nada electrónico, eso es lo que descubrimos y así era como lo hacíamos.
Eric: Así que luego de esa experiencia ¿seguiste con ese espíritu de grabar de esa forma?

Jeff: Hicimos los dos álbumes de los Wilburys de esa forma. El último fue grabado en un lugar maravilloso que llamábamos “la mansión Wilbury” y la bandera de los Wilburys ondeaba en lo alto, era como una mansión del siglo XX, en donde había grandes habitaciones y bibliotecas, era un hermoso lugar para grabar. Pero siempre regresaba a la casa de George a hacer la mezcla de la grabación final y darle los últimos toques.
Eric: Al mismo tiempo estabas trabajando en el último disco de Roy Orbison, debió haber sido un gran honor para ti. ¿Cómo era tu relación con Roy?
Jeff: Le dije a George “me encantaría conocer a Roy algún día” y me dijo: “yo lo conozco, toma su número”. Así que lo llamé, él sabía de mí y dijo: “hey, por qué no vienes un día y hacemos unas canciones juntos” y le dije: “…quién, ¿yo?” Así que fui a Nashville una semana y escribimos canciones juntos, pero nunca terminamos un álbum y era hora de volver a LA, luego no escuché nada de él como por un año, hasta que un día recibí una llamada y era Roy y me dijo: “Hola Jeff, estoy en Malibú y estoy listo para comenzar a trabajar”. Le dije “Oh, fantástico”, vino a mi casa y escribimos “You Got It”. Fue emocionante hacer algo así… trabajar con Roy, él estaba feliz, y bueno, así fue… hicimos unas canciones, como tres temas para su álbum Mistery Girl. Roy era muy bueno, en los Wilburys nos llevábamos muy bien, nos hicimos buenos amigos luego de hacer esos temas y nunca voy a olvidar las sesiones de los Wilburys, cuando llegaba y me llamaba en secreto: “Jeffy”, (como me decía) y me ofrecía algo antes de que los demás eligieran. Fue muy triste cuando falleció, hicimos buenos temas juntos, como You Got It… fue maravilloso. Debo decir que es muy triste que se haya ido tan pronto, teníamos a los Wilburys en el “top 5”, era una época muy buena.
Eric: Respecto a Tom Petty, con el que también comenzaste a trabajar en ese tiempo, creaste algunos de los mejores álbumes de su carrera, ¿qué hay de la música de él que se asemeja a tu música y que te permitió conectarte tan bien con Tom?
Jeff: Es muy extraño, pero nos entendimos bien en la música desde el principio, un día estaba detenido en un semáforo en Beverly Hills y de pronto escuché a Tom que me decía: “Jeff, Jeff”, nunca lo había visto hasta que vi a su grupo y le dije: “Hola Tom” y me dijo: “detente, quiero ir contigo, supe que tocaste en el álbum de George, me encantó, ¿por qué no hacemos unas canciones juntos?” Y le dije que me encantaría. Es muy bueno.


Foto: DAVID JAY

Eric: En 1995 te dieron el honor de colaborar con los tres Beatles que aún vivían, con el temeroso Free As A Bird de John Lennon y Real Love y dos nuevos temas más, y si tuviéramos que mencionar algunos de tus trabajos más sobresalientes, seguramente éste sería uno de ellos, el resultado final fue maravilloso. ¿Qué clase de reto implicó para ti cumplir con este trabajo y qué significó trabajar en este álbum?
Jeff: Fue lo más aterrador que me ha pasado y al mismo tiempo lo más emocionante. George y yo, que vivíamos cerca del estudio de grabación de Paul, en donde se estaba grabando. Realmente no era una grabación, era un cassette con la voz y el piano de John en un mismo lado, había que inventar algo para que quedara bien, así que cada mañana George iba y me decía “ven aquí, holgazán”. En ese entonces no conocía muy bien a Paul, pero nos hicimos buenos amigos, aún somos buenos amigos y con Ringo también. Lo que tuve que hacer al final fue agregar un “tiempo” a la canción que dijera “Free As A Bird” y agregar una pista de respaldo y al final de la sesión, dijeron: “bien hecho” y fue lo mejor que pude escuchar. Fue algo maravilloso, cumplí y luego teníamos que hacer más. Fue muy, muy difícil, tal vez lo más difícil en lo que haya participado, pensado o realizado.
Eric: Sabemos que estás trabajando en el nuevo álbum de Regina Spektor, ¿puedes hablarnos un poco de eso y contarnos qué te impulsó a trabajar en esto después de haber trabajado con grandes artistas?
Jeff: Me dieron un par de CD’s de Regina y no sabía de qué se trataba todo, pero escuché el trabajo y pensé: “vaya, esta chica es muy inteligente” los cambios de ritmo y las voces estaban bien, los arreglos eran buenos, así que hice cinco temas, los produje en mi estudio y fue muy divertido, ella tiene mucho talento, así que hice mi trabajo.
Eric: También sé que has estado trabajado con el gran Joe Walsh, ¿qué podremos esperar?
Jeff: Me divertí mucho con Joe, nos llevamos bien, en el futuro eventualmente haremos más colaboraciones… un álbum juntos.
Eric: Genial!
Eric: Tenemos preguntas de la audiencia y voy a leer algunas escritas a mano: “Desde 1987 has pasado radicalmente de un estilo pop futurista a uno más artístico y propio, desde entonces muchos nuevos artistas están copiando tu estilo de los 80’s, como por ejemplo, “The Flaming Lips”, ¿Hay alguna oportunidad de volver a escuchar el sonido Jeff de los 80’s en el futuro, por ejemplo entre el sonido de la ELO de los 80’s y el sonido de los Wilburys?
Jeff: Creo que eso es justo lo que hago, tengo un sonido particular, como tú dices. Mi producción se mantiene dentro de ciertos parámetros, me gustan los sonidos que se logran en habitaciones reales, por eso lo hago de la forma como lo hago, respecto a si sonará como ELO o como los Wilburys, no estoy buscando que suene así, sonará a mí.
Eric: Aquí está otra pregunta: ¿Has visto la versión de Broadway de XANADU, y qué piensas de sus presentaciones?, a mí me encanta Xanadu.
Jeff: Es extraño, a mí me sorprendió que hicieran una obra basada en XANADU, he visto la película, pero no me gusta mucho, ya sabes, solo hice la música, una parte… la mitad de la música para la película, la entregué y eso fue todo y ahora hacen una película de la obra (risas).
Eric: Bryan Matthew pide que nos cuentes acerca del proceso de escritura y grabación de Mr. Blue Sky, dice que la voz que dice Mr. Blue Sky es genial, dinos todo.
Jeff: Les diré todo… El vocoder que hace hablar al piano es algo viejo que recuerdo desde que era niño. Tenía aproximadamente cinco años y veía un programa para niños que se llamaba “Children’s favorites”, era como un piano que le hablaba a alguien, me encantaba. Y cuando estaba haciendo OUT OF THE BLUE, en Munich, Alemania, me encontré con un prototipo del vocoder y un ingeniero me explicó lo que era, no tenía manual, era un prototipo, así que había que trabajar solo así con él para obtener un sonido y lo que obtuvimos fue: “Mr. Blue Sky”, tú sabes… así como suena el piano en esa canción y dije: “wow, es un piano mágico maravilloso” y bien, así fue como sucedió.
Eric: Otra pregunta dice: ¿Cuál es la gran diferencia entre la tecnología que existe ahora y la que tenías cuando grababas con la ELO?
Jeff: Tal vez que es muy extraña. Ahora es todo muy fácil, muy rápido, hay muchas facilidades, a mí me gusta crear los sonidos como se hacía antes, tal vez ahora no habría podido hacer lo que hice en esos días… en esos días tenías que hacer tus propios sonidos con pianos reales.
Eric: Otra pregunta es: ¿qué piensas de lo MIDIS?
Jeff: Son buenos, las muestras definitivamente son mucho mejores de lo que solían ser, por ejemplo, las demos de cuerdas sonaban horribles, apretadas, difíciles, sucias y ahora suenan bien, es maravilloso, está mejorando con el tiempo.
Eric: Aquí está otra pregunta: ¿Qué inspiró la sinfonía (sic) para un día lluvioso?
Jeff: Creo que vivir en Inglaterra. Hay mucha lluvia pero es hermoso, no me malinterpreten, es un país maravilloso, hay lugares muy verdes, pero empiezas a desear más sol. Pero fui a Hungría y es como el paraíso, siempre está soleado. Y eso fue lo que inspiró Mr. Blue Sky, ver por la ventana, mientras estaba en Suiza, grabando OUT OF THE BLUE y ver el cielo estaba azul, el sol que brillaba.
Eric: ¿Qué sugerencias tienes para inspirar a los compositores e intérpretes de esta generación?
Jeff: Sólo que les tiene que gustar tanto lo que hacen que tienen que darlo todo por eso, si no lo hacen, nunca conseguirán lo que quieren, tienen que poner en ello lo que más desean, suena algo “maníaco”, pero tienen que hacerlo si quieren ser cantantes, productores, escritores… yo ambicionaba con lo que quería hacer, sabía cómo había que hacerlo, así que eso hice, me tomó tiempo, pero al final lo conseguí.
Eric: Ésta viene del señor Joe Walsh (Jeff: …problemas) dice: fue genial verte anoche, ¿dónde está mi auto? (risas)
Jeff: Qué gracioso Joe…
Eric: Bueno, es todo el tiempo que tenemos hoy con Jeff, ¡¡muchas gracias!!
Jeff: Muchas gracias.

Traducción: NANCY BETANCOURT